La crítica de The Washington Post al gobierno de AMLO: “No parecen tener la capacidad ni la disposición de vacunar más rápido”

En México se aplicaron 468 mil 708 vacunas al personal médico, la cifra corresponde al corte del 17 de enero, y llegaron un total de 546 mil 879 dosis de Pfizer-BioNTech y mañana se sumarán 200 mil unidades más.

Cabe señalar que el Gobierno Federal tiene al menos cuatro acuerdo de pre compra de vacunas contra el COVID-19, lo cual significa la adquisición de 300 millones de unidades para inmunizar a casi 128 millones de habitantes, y ubica al país en la sexta posición en relación con el número de dosis a adquirir, sin contar los de la Unión Europea.

“Pero el plan de vacunación no está a la altura del esfuerzo por asegurar los medicamentos y la velocidad de aplicación debe aumentar considerablemente”, escribió Lucina Melesio en su columna en The Washington Post.

De acuerdo con las etapas establecidas por las autoridades sanitarias sería en marzo del 2022 cuando concluya con el plan de vacunación. México se encuentra por debajo de las 500 mil unidades aplicadas, situación que ubica al país en el sitio 42 en relación con el número de dosis aplicadas por cada 100 habitantes.

México se propuso tardar un año y cuatro meses en terminar de vacunar a su población, a pesar de haber asegurado una de las mayores reservas de dosis del mundo”, refirió Lucina Melesio.

Los contratos de pre compra que tiene el gobierno son: 34.4 millones de dosis de Pfizer; 77.4 millones de dosis de AstraZeneca; 35 millones de la de CanSino, 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud y 12 millones del fármaco desarrollado en Rusia, Sputnik V.

En relación a la estrategia y etapas que se han planteado para la aplicación de la vacuna, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, indicó que al inmunizar 20% de la población reducirá 80% la mortalidad.

Cuestionó: “Y sí, las muertes por COVID-19 que representan los grupos de personas mayores de 50 años son más de 80% del total, y también representan aproximadamente 20% de la población a vacunar. Pero lo que López-Gatell no dice es que ese primer objetivo de 20% se cumplirá en julio, y no en el corto plazo”.

En la Zona Metropolitana del Valle de México, refirió, se tendrían que aplicar 26 mil dosis diarias durante tres meses para más de 2.4 millones de adultos mayores. Cabe señalar que es una de las zonas urbanas más pobladas y en donde se concentra la mayor cantidad de contagios y decesos por COVID-19 en el país.

De acuerdo con lo mencionado por el mandatario Andrés Manuel López Obrador, la prioridad está en vacunar a la población de adultos mayores que vivan en las zonas rurales, posteriormente las ciudades de mediano tamaño y por últimos las zonas urbanas más pobladas.

Lucina Melesio puntualizó que “no hay justificación estadística alguna para esta decisión. Las personas mayores de 50 años en la Zona Metropolitana del Valle de México seguirán a su suerte hasta julio, a pesar de ser el grupo más afectado”.

Por lo que este sector de la población deberá esperar siete meses para recibir la inyección, acotó que “es inaceptable”, cuando la disponibilidad hospitalaria es del 10 por ciento.

De acuerdo con las estimaciones que realizó la periodista, para que el gobierno cumpla con el plan de vacunas, en la segunda etapa deberá aplicar 139 mil 743 dosis diarias, en la tercera fase subir hasta 189 mil 362 unidades por día y en la cuarta etapa serían 246 mil 281 y en la última etapa deberá aplicar 266 mil 390 inyecciones por día.

Lo cual significa una velocidad mayor a lo sucedido con los doctores y enfermeras, tan solo del 24 al 9 de enero, se aplicaron en promedio 5 mil 342 vacunas al día, cuando el gobierno estimó 6 mil.

Aunque no se mencionaron los detalles de logística para la segunda etapa, López Obrador ha referido que se conformarán 10 mil brigadas de vacunación y cada inmunizara a 300 adultos por día, significarían 3 millones de dosis a la semana. “Si se propusieran comenzar con los adultos mayores de 60 de la ZMVM, acabarían de vacunarlos en la primera semana de febrero y no hasta mayo, como tienen planeado”, explicó.

Por otra parte está la comunicación confusa por parte del gobierno, que en un momento dijo que se depende del desarrollo y disponibilidad para aplicación del fármaco y en otro momento, explicaron que solicitaron ese número por la capacidad de ultracongelación.

“Aunque hoy tuviera en sus manos las 300 millones de dosis pactadas, el gobierno no parece tener ni la capacidad ni la disposición para vacunar más rápido. Las autoridades deberían tener prisa por vacunar a la población de un país con más de 133 mil muertes”.

El plan establecido en el país, refirió Melesio que no hay justificación para aplicarlo en 18 meses, cuando la vacuna está disponible desde diciembre. “Sobre todo, cuando durante muchos años fue modelo de vacunación para el resto del mundo. Si las capacidades logísticas federales y estatales no son suficientes para vacunar más rápido, tendrían que apoyarse en la iniciativa privada para mitigar el impacto de la pandemia”.

El Gobierno de México ha destinado seis mil 500 millones de pesos para las vacunas en contra del COVID-19, de acuerdo información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del 31 de diciembre del 2020, lo cual significa una sexta parte de los 32 mil millones de pesos que se dio a conocer se destinará para la compra de las dosis.

Fuente: Infobae

Deja un comentario